La retribución de los abogados en 2014 ha registrado caídas moderadas, con tendencia a estabilizarse

Publicado el 30 Enero, 2015

Las retribuciones de los abogados de los principales despachos de nuestro país, han experimentado caídas generalizadas, pero moderadas, a lo largo de 2014.

Así se señala en el Décimo Análisis Comparativo de las retribuciones en los principales despachos de abogados en España, elaborado por Signium International, y presentado ayer en colaboración con el Instituto de Empresa.

El estudio ha tenido en cuenta las retribuciones de más de 6.500 profesionales de despachos nacionales e internacionales presentes en nuestro país, con más de 50 profesionales en ejercicio.

Para su valoración se han tenido en cuenta tanto la retribución dineraria como la no dineraria (Ticket restaurante, cheque guardería, seguro médico, seguro de vida, móvil, clases de idiomas, parking, alquiler de vivienda, cuotas del gimnasio, formación…)

Las categorías profesionales analizadas han incluido a los becarios, los Junior (profesionales entre su primer y tercer año de ejercicio), Asociado (desde el cuarto hasta el sexto año), Asociado Senior (del séptimo al noveno año) y Director (a partir del décimo año) en dichos Despachos. No se ha tenido en cuenta a los socios.

También se ha tenido en cuenta en esta edición las denominadas boutiques legales (despachos pequeños muy especializados), de entre 20 y 50 profesionales, así como dos nuevas categorías: Becario (que sustituye a la categoría de Entrada) y Paralegal .

Evolución en 2014

Según el estudio, por lo que se refiere a la retribución económica, las caídas retributivas de la parte fija de la retribución, han sido generalizadas, pero moderadas (entorno al 3%), salvo en la categoría Junior en la que ha sido más acusada.

Sin embargo, el importe de la retribución variable ha subido en las dos categorías intermedias (Asociado y Asociado Senior), que han visto mejorado este concepto en un 5.12% y un 3.27%, respectivamente, mientras que ha decrecido levente en las demás categorías (inferior al 3%).

En cuanto a la retribución no dineraria, los despachos han mantenido beneficios ya incluidos en años anteriores, a pesar de la modificación legal (ticket restaurante y guardería, seguro médico, alquiler de vivienda, cuotas de gimnasio, formación de postgrado, clases de idiomas…).

Pero también se aprecia que cada vez más elementos de la retribución flexible van dirigidos a favorecer la conciliación entre vida laboral y familiar (teletrabajo, más días de vacaciones, flexibilidad de horarios, etc.).

Igualmente, se advierte la incorporación de los denominados “welcome bonus”’ y “‘bonus de permanencia”, orientados a atraer o fidelizar a los profesionales, sin modificar las estructuras de retribuciones fijas establecidas.

Se aprecia también que, fuera del salario variable, se están incorporando otros incentivos como “bonus” ligados a la aportación de nuevos clientes, sobre todo en categorías en las que no hay obligación comercial.

Por último, se está incentivando cada vez más el voluntariado corporativo y las actividades deportivas (torneos, conciertos, carreras…).

Becarios del Máster de acceso a la profesión

El estudio muestra que los denominados Big 4 están ofreciendo los mejores sueldos de entrada a estos becarios procedentes del Máster de acceso a la profesión, con la clara finalidad de atraer el talento, ofreciendo retribuciones superiores a los 14.000 €.

Los Becarios mejor retribuidos son los de las Big Four, seguidos por los de los despachos nacionales, los internacionales y las boutiques.

La banda en este sector oscila entre un mínimo de 6.000 euros al año, ofrecido por las boutiques españolas y un máximo de 18.000 €, con una media de 12.000 €

Las Boutiques legales, pequeños despachos especializados ofrecen una retribución notablemente inferior a la media del mercado, pero lo compensan con una mayor conciliación entre vida personal y profesional.

La paralegals, esta figura, de origen anglosajón, se da principalmente en los despachos internacionales, siendo prácticamente desconocida en los nacionales.
Su retribución oscila entre un mínimo de 16.000 € y un máximo de 40.000 € al año, situándose la media en los 28.500 €.